Con el acicate de un colorido 1ro de Mayo, los sindicatos cubanos buscarán que cada empresa asegure el aporte que le corresponde

Por: Roberto morejón

Imagen ilustrativa (Foto archivo)Los trabajadores cubanos participaron jubilosamente en los desfiles y concentraciones por el primero de mayo, oportunidad en la que subrayaron su determinación de apoyar las misiones del país, en primer lugar el desarrollo de la economía.

Las marchas por el Día Internacional de los Trabajadores tuvieron este año una especial motivación por el cumpleaños 90 del líder de la Revolución Fidel Castro, quien para alegría general habló en el recién celebrado Congreso del Partido Comunista.

La fiesta de los trabajadores fue celebrada en toda Cuba, pero tuvo connotación la de La Habana, donde se congregaron casi medio millón de personas que colmaron la Plaza de la Revolución José Martí.

Allí, como en las restantes ciudades, se concretó una demostración contundente de respaldo a la Revolución y una concluyente jornada de reafirmación y compromiso con la Revolución y el socialismo independiente que forjan los cubanos.

Marchando en bloques cerrados y con diversas tonalidades, los asistentes expresaron la convicción de que por Cuba responderán siempre con unidad y compromiso, como subrayara el secretario general de la Central de Trabajadores, Ulises Guilarte.

El dirigente laboral, promovido al Buró Político del Partido Comunista, tiene la conducción de un conglomerado humano cuyo papel es determinante en los afanes del país de dejar atrás las limitaciones materiales presentes.

NO por casualidad, Guilarte se refirió a los acuerdos del séptimo Congreso del Partido Comunista, de trascendencia para el presente y futuro del país y que cuentan —dijo— con el apoyo de la Central de Trabajadores de Cuba y sus sindicatos.

Tanto el foro partidista como los gremios obreros coinciden, precisamente, en que constituye una prioridad para los trabajadores el desarrollo de la economía.

Los masivos y entusiastas desfiles por el primero de mayo deben servir de acicate adicional para canalizar de forma más resuelta la participación de los trabajadores en la búsqueda de la eficiencia en la generación de riquezas.

El objetivo es satisfacer las necesidades del pueblo, mejorar gradualmente los ingresos, elevar la calidad de las producciones y servicios, sustituir importaciones, diversificar los renglones exportables y favorecer los encadenamientos productivos.

El movimiento obrero cubano reafirmó, además, el primero de mayo la determinación de llevar adelante el proceso de actualización del modelo económico y social, dirigido a desarrollar la nación.

En el futuro, la Central de Trabajadores de Cuba continuará concentrada en ejercer su actividad en interés de la implementación exitosa de los Lineamientos del Partido y la Revolución, en los que aparecen detallados los propósitos que debe alcanzar el país.

Editado por Maite González Martínez

tomado de  Radio Habana CUBA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en America Latina y el Caribe, Cuba, internacionales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s