191 Votos a favor y 2 abstenciones: El mundo contra el bloqueo

El Canciller cubano agradeció las palabras y el esfuerzo de la embajadora estadounidense Samantha Power, cuya delegación se abstuvo por primera vez, pero el Ministro de Relaciones Exteriores de la Isla recordó cómo la mayoría de las leyes que establecen el bloqueo permanecen vigentes  y son aplicadas hasta este minuto

Con la abstención de Estados Unidos e Israel, la comunidad internacional por 25 ocasión le dijo Sí a la resolución contra el bloqueo. Un triunfo rotundo de Cuba y de la solidaridad.

Las palabras de Cuba en la ONU

Es necesario juzgar por los hechos, lo importante y concreto es el desmontaje del bloqueo más que los discursos, las declaraciones de prensa o el voto de una delegación en esta sala, expresó el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla pocos minutos antes de la votación de la resolución cubana contra el bloqueo que por primera vez no tuvo ningún voto en contra, con la abstención de Estados Unidos e Israel, y cuando ya la representante estadounidense había anunciado su voto.

Algunos me preguntaban por qué presentar otra vez esta resolución a la Asamblea General. No puede subestimarse en modo alguno el poderoso mensaje político y ético que esta Asamblea envía a los pueblos. La verdad siempre termina por abrirse paso, la justicia termina por imponerse. El voto en abstención seguramente constituye un paso positivo en el futuro de las relaciones de Estados Unidos y Cuba, consideró Rodríguez Parrilla en una de las partes medulares de su intervención.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba inició sus palabras haciendo un recorrido por los últimos dos años, desde que el presidente de EE.UU. Barack Obama anunció su disposición de levantar el bloqueo. En este periodo se produjo también el regreso de los tres héroes prisioneros en Estados Unidos, la eliminación de Cuba de la lista de países patrocinadores de terrorismo, el restablecimiento de relaciones diplomáticas, y la reapertura de las embajadas en La Habana y Washington, la visita a La Habana de Barack Obama, del Secretario de Estado y otros miembros del gabinete junto a decenas de senadores y representantes.

Sin dudas, afirmó, se han registrado avances en la cooperación en temas de interés común. Ahora acaba de anunciarse el voto de Estados Unidos de abstención sobre este proyecto de resolución. Sin embargo, el bloqueo persiste, provoca daños al pueblo y obstaculiza el desarrollo económico y social del país. De igual forma por su marcado carácter extraterritorial, el bloqueo también afecta el desarrollo de todos los países miembros de las Naciones Unidas.

Se refirió a cómo ha tomado 24 años la rectificación del voto en solitario de Estados Unidos en la sala de la Asamblea General. Han sido 24 años de aislamiento y fracaso, 58 años de resistencia heroica de nuestro pueblo están en el fondo de lo que está ocurriendo. Pienso en este momento en mi pueblo, en Fidel y Raúl, en los jóvenes cubanos herederos de esta larga lucha gloriosa.

En otra parte de sus palabras el Canciller cubano agradeció las palabras y el esfuerzo de la embajadora estadounidense Samantha Power, pero recordó cómo la mayoría de las leyes que establecen el bloqueo permanecen vigentes  y son aplicadas hasta este minuto.

Reconocemos que las medidas ejecutivas adoptadas por EE.UU. constituyen pasos positivos, pero de muy limitado alcance. Es el conjunto del bloqueo el que determina la realidad actual. Es notorio y conocido que el Presidente estadounidense  posee amplias prerrogativas ejecutivas que no ha empleado que podrían horadar esta política. Entonces vale preguntarse ¿significa este cambio de voto que las utilizará en una derogación?, preguntó.

El último paquete de medidas aprobadas por los Estados Unidos no es suficiente. Es necesario por tanto juzgar por los hechos, lo importante y concreto es el desmontaje del bloqueo más que las declaraciones de prensa o el voto en esta sala, dijo.

También reafirmó que son incalculables los daños humanos ocasionados por el bloqueo; no hay familia cubana que no sufra ni sector social. El bloqueo afecta además los intereses de los propios ciudadanos estadounidenses, quienes pudieran beneficiarse de varias cosas en Cuba como por ejemplo de la salud.

Puntualizó con hechos concretos los perjuicios de esta política que ascienden a 753 mil 688 millones de dólares.  Expresó como permanece la prohibición legal de ciudadanos estadounidenses de viajar libremente a Cuba. Afirmó cómo el bloqueo sigue siendo una violación masiva, flagrante y sistemática a los derechos del pueblo cubano, es un obstáculo para la cooperación internacional.

El bloqueo económico, comercial y financiero constituye el principal obstáculo para el desarrollo económico y social de nuestro pueblo, y es una violación de la Carta de Naciones Unidas, ratificó.

Reconoció que además del bloqueo existen otras causas que determinan nuestras dificultades económicas tales como el injusto orden económico internacional, el cambio climático, los desastres naturales, y nuestros propios errores, y aseveró que el pueblo y Gobierno cubanos luchamos para superar esa realidad.

El 17 de abril, recordó, el Presidente cubano Raúl Castro expresó la voluntad de sostener relaciones de convivencia civilizadas con EE.UU. pero sin renunciar a uno solo de nuestros principios y a nuestra soberanía.

Se refirió también a la Directiva presidencial anunciada el pasado 14 de octubre por Obama que, dijo, no oculta en su lenguaje engañoso el propósito de alterar el orden constitucional y promover cambios en el orden económico, político, social y cultural en Cuba, ni esconde la intención de promover programas injerencistas e involucrar en ellos a los sectores sociales del pueblo cubano.

Nuestro pueblo conquistó el poder, se empoderó a sí mismo hace tiempo, y soberanamente ejerce el poder. Estamos orgullosos de nuestra historia y cultura, que son el tesoro  más preciado, no olvidaremos jamás el pasado porque es la forma de no regresar a él,  afirmó Rodríguez Parrilla.

Ya decidimos el camino al futuro y sabemos que es largo y difícil, pero no hay fuerza en el mundo que pueda obligarnos a renunciar. Estamos llenos de sueños por construir pero son los nuestros, no necesitamos sueños ajenos a nuestra cultura e historia. Por y para los jóvenes se ha hecho la Revolución Cubana; ellos, que se parecen tanto a su época,  son tan patriotas y antiimperialistas como sus padres y abuelos.

Tenemos y defenderemos nuestros propios valores y símbolos, lucharemos por construir una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, no volveremos al capitalismo, como dijo nuestro líder histórico de la Revolución, Fidel, y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar con lealtad y fuerza unida, en marcha indetenible, afirmó el Canciller.

El levantamiento del bloqueo es el factor clave para avanzar en la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, el bloqueo es injusto, inhumano, inmoral e ilegal, reiteró.

El Ministro cubano del Exterior agradeció a todos los Gobiernos, pueblos, parlamentos, fuerzas políticas y movimientos sociales, representantes de la sociedad civil que han  contribuido con su voto, año tras año, a fundamentar las afectaciones del bloqueo. Extendemos nuestra gratitud al pueblo estadounidense en su apoyo loable por lograr este propósito.

TOMADO Del diario Juventud Rebelde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en America Latina y el Caribe, bloqueovsCuba, Cuba, EE.UU, internacionales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s