Trump subcontrató su política hacia Venezuela

 

Resultado de imagen para Trump subcontrató su política hacia VenezuelaLa crisis venezolana ha dejado claro que la administración Trump ha subcontratado su política de Sudamérica al senador estadounidense Marco Rubio. Es una mala idea, incluso para quienes tengan una opinión positiva del senador republicano de la Florida.

Las últimas sanciones de la administración Trump contra 13 funcionarios venezolanos involucrados en violaciones a los derechos humanos y corrupción ilustran el caso. Las sanciones, que incluyen la retirada de visas ​​y la congelación de bienes en Estados Unidos, habían sido sugeridas por Rubio a la Casa Blanca.

Rubio y el senador demócrata Bob Menéndez enviaron una carta a Trump el 25 de julio pidiendo sanciones personalizadas contra 10 funcionarios y ex funcionarios venezolanos. El 26 de julio, poco después de las 6 de la mañana, Rubio anunció en un tuit –antes que la Casa Blanca– que “Hoy será un mal día para 13 colaboradores del esfuerzo de Nicolás Maduro por destruir la democracia en Venezuela”.

Seis horas más tarde, el gobierno de Trump anunciaba las sanciones contra 13 figuras del régimen de Maduro, incluyendo 10 de la lista presentada por Rubio y Menéndez.

El anuncio fue hecho por la Casa Blanca y el Departamento del Tesoro. Curiosamente, no hubo un anuncio del Departamento de Estado, ni declaraciones del secretario de Estado Tillerson.

Llamé al Departamento de Estado para ver si me había perdido sus últimas declaraciones sobre Venezuela, pero me informaron que no había habido ninguna en los últimos días. Hice una búsqueda en Google del nombre de Tillerson y Venezuela, y tampoco encontré nada en los ultimos días, a pesar de que la crisis venezolana ha dejado por lo menos 105 muertos en las últimas semanas.

Rubio surgió como un factor clave en la política hacia Venezuela en febrero, cuando organizó una reunión entre Trump y Lilian Tintori, la esposa del entonces encarcelado líder opositor Leopoldo López. Rubio también ha sido una figura clave detrás de las medidas parcialmente simbólicas de Trump para revertir la apertura del ex presidente Obama hacia Cuba.

 

 

Tomado de El Nuevo Herald/ ANDRÉS OPPENHEIMER

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en America Latina y el Caribe, Cuba, EE.UU, injerencia, internacionales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s