Historias en El Machete (+ Fotos y Video)

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

En la parte costera del barrio El Machete, Santa Cruz del Norte, todo se reduce al cielo, una luz, el vacío, una silla, gente afuera, encima de las piedras. Un pulover cuelga cerca de el espacio donde iba una puerta. Arriba de una tarima improvisada hay unos zapatos Wisconsin, unas sandalias, unas chancletas. El resto es el ruido de las carretillas.

1.- Sacos

A mi casa le puse sacos de arena. Al techo, quiero decir. Tienen que pesar más de 140 libras, para que el viento no se lleve las tejas. Puse ocho. Aquí hacen una arena de piedra y venden el saco a 1 CUC. Me subí allá arriba con un nieto y los puse ahí. Cuando en Pinar del Río pasó el ciclón grande, todo el que puso los sacos llenos de arena, se quedó con sus tejas. Se lo he dicho a algunas autoridades. A la ronera de Santa Cruz se le fueron volando cientos y cientos de tejas. Si alguien hubiera hecho lo que hice yo, se salvaba ese techo. Hay que llevar esa experiencia al país. Algunos vecinos trataron, pero no pusieron los sacos como tenían que hacerlo. Hay que ponerlos llenos. Yo me acordé del ciclón de Pinar del Río.

Tengo 76 años y este caserío tiene 44. Lo hicieron para quitarlo en seis meses, pero se fue quedando. La gente. Nunca pensamos que el mar iba a llegar hasta aquí, porque el Kate [afectó al país en 1985] tuvo vientos de 220 kilómetros pero entró por el sur. No hizo un mar de fondo como este. Ahora las olas llegaron hasta la acera de allá atrás. Las casas casi todas las abrió. Me acabó con el portal. Me lo sacó el mar. El mar lo reventó. Me abrió la puerta y me metió más de un camión de escombros para la casa. Me arrinconó los muebles al fondo de la terraza y no los rompió ni nada. La lavadora no quiere arrancar. Creo que tiene algún problema de humedad en el motor. Es lo más probable.

Osmelio Guerra es el presidente del CDR. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Osmelio Guerra es también el presidente del CDR. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Una vez hubo un tornado hace más de 25 años. El Kate, antes, se había llevado casi veinte tejas por casa y todos los portales. Cuando pasó el de ahora, en la Vía Blanca, había una casa que le decían El Pare y la arrancó completa. Esa casa la hicieron hace mil años y no se había caído. La casa del pescador, en Santa Cruz, se la llevó también. Arrancó un malecón completo y lo metió para adentro de la casa de una señora y le rompió la puerta. Aquí había olas de más de diez metros. Mira todas las piedras que hay aquí, si viene otro ciclón atrás, al menos escombro no va a sacar ninguno.

Me evacué en casa de una hija de la mujer mía. El viernes se sacó a todo el mundo de aquí. El viernes se habló y se dijo que aquí no podía haber nadie. Algunas personas se quedaron. Después tuvieron que irse.

Dejé la puerta de adelante con el pestillo pasado. Una puerta de cedro que me costó 130 CUC. No la reventó. No le puse tablas, si no me la revienta. La puerta mía principal está por el fondo. Cuando llegué no la podía abrir. Vi que la puerta estaba así, cogida. Los muebles estaban llenos de arena. Había piedras que yo no podía cargar.

Yo vivo con mi señora. Tengo tres cuartos. Una casita buena.

2.- Jamás había sucedido una cosa así

Leticia enumera. No quiere olvidar nada. En el fondo, puede que quiera olvidar demasiado.

“El techo, la ventana, la puerta, el refrigerador… El refrigerador me lo incrustó contra una pared con un pedrusco de esos, grandes, así. Me lo levantó. Era un refrigerador enorme. Lo tengo probando ahí. Arrancó, pero todavía estoy probando. Debe tener humedad. La ropa y los colchones los tenía con nylon arriba. No se me mojaron. El refrigerador fue lo único que no pude sacar de la casa.

El techo me lo llevó completo. Ahora mismo tengo puestos pedazos de tejas, para poder quedarme aquí.

Antes de que llegara el ciclón me fui a casa de unas amistades mías. Yo y mi niño de ocho meses. Llevo veintiséis años viviendo aquí. Jamás había sucedido una cosa así. Primera vez en la historia. Cuando regresé me dio por llorar. Cuando me paré ahí y vi mi puerta rota y vi el refrigerador por allá, me dio por eso.

Las autoridades se han portado muy bien con nosotros. Han dado respuesta rápida. Los vecinos somos muy unidos. Todos esos escombros los sacamos, entre todos, de allá adentro. Todo eso estaba adentro de las casas. Todo eso el mar lo metió por ahí. Menos mal que me fui. Date cuenta de que yo tengo un niño de ocho meses ahí metido”.

3.- Al menos, las paredes

Isabel Rodríguez y Julia Alfonso tuvieron grandes afectaciones en su vivienda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Isabel Rodríguez y Julia Alfonso tuvieron grandes afectaciones en su vivienda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Julia habla poco. Decide que hablar no es una solución, ni debiera ser solución de nada. “Nosotros nos evacuamos en la escuela. Yo, mi esposo, mis dos hijos y mi nieto, que es de meses. Me quedé sin colchón, sin televisor, sin muebles, sin puertas, sin techo. Dicen que las olas eran larguísimas, se veían por arriba del edificio de allá atrás. Cuando me fui, me llevé la lavadora, los ventiladores, la ropa. Dejé los televisores, pensando que iban a estar seguros. Con el mar no se puede. Hay otros peores que nosotros. Al menos, las paredes están ahí”.

4.- “Nos leyeron el periódico…

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Algunas partes de la casa de Silvia resistieron los embates de Irma. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

…y nos dijeron lo que había dicho el General de Ejército. Nos hablaron de la situación del país entero. No éramos nosotros solos. Aquí por lo menos nos dejó las paredes, para resguardarnos aunque sea y poder reparar luego. La compañera del partido lleva cuatro días de casa en casa, preguntando qué necesita cada uno, qué hace falta, caminando la costa completa. Ella ya no se conoce de cómo vino a cómo está.

Si fuera un vecino afectado nada más, yo quitaba mis tejas y se las ponía. ¿Y por la comida? No nos acostamos sin comer, porque comida hay, bastante, lo que había que cocinarla con leña. Yo cociné con leña aquí mismo”. Señala dos bloques, una especie de tapa, arena. Arena sobre todas las cosas.

5.- Pusieron banderas en todos lados

Dice Isabel que la bandera la puso ayer. “La gente puso banderas en todos lados. La de la estrella solitaria y la del veintiséis. Hay que ponerlas porque esto es la Revolución, olvídese de lo demás. Olvídese de eso. Nosotros no vamos a estar abandonados. Vivo aquí con mi hijo, que trabaja en la Tienda Panamericana, allá arriba. Él fue a evacuarse conmigo. Si él no se iba, yo no me iba.

Fuimos para casa de una hermana de crianza que él tenía y que nos vino a buscar. Me llevé el televisor, la nevera y toda la ropa. Lo que quedó ahí fueron los colchones, que se mojaron. Imagínese, ¿dónde iba yo a meter los colchones viejos esos?

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Había varias banderas en algunas casas del barrio. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La corriente la pusieron rápido. Yo tengo 220 y 110 V y cuando me vinieron a arreglar el reloj, al parecer, me la invirtieron. Lo único que enciende es el bombillito último del patio. Adentro de la casa, nada. En el patio no puedo hacer cosas, ¿qué voy a hacer allí?

Por las noches voy al lugar donde me evacué y al otro día regreso. Eso será hasta que tenga luz en toda la casa. Siempre regreso, porque tenemos que estar aquí para cualquier cosa.

No trabajo. No me han dado el retiro porque me faltan cuatro años de trabajo pero ya tengo 62 y muchos problemas de salud. Imagínese, no puedo hacer más nada. ¿Usted sabe como yo lloré? Nadie se imagina. Todavía tengo deseos. De llorar”.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Otra de las pobladoras lamenta las pérdidas. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Bandera. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Las piedras las trajo el mar, según palabras de muchos habitantes del lugar. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Carretillas. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

En video, pobladores de El Machete nos cuentan sus historias:

Tomado de Cubadebate
Anuncios
Esta entrada fue publicada en America Latina y el Caribe, Cuba, Economía y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s