El mejor regalo de la Revolución el 6 de enero al centro de Cuba

Fidel pronuncia un discurso en el parque Leoncio Vidal de Santa Clara, el 6 de enero de 1959. Foto: Sitio web Fidel Soldado de las Ideas

Fidel pronuncia un discurso en el parque Leoncio Vidal de Santa Clara, el 6 de enero de 1959. Foto: Sitio web Fidel Soldado de las Idea

Fría por el clima, pero volcánica por la pasión y el sentimiento patriótico: así fue la noche de este 6 de enero en el parque Martí, de Cienfuegos, donde  el pueblo rememoró cómo, 61 años atrás, Fidel entró aquí, en un alto en el camino de la Caravana de la Libertad.

Un pueblo proverbialmente revolucionario y fidelista –que en este mismo epicentro del parque Martí desarrolló la primera rebelión popular armada contra la tiranía de Fulgencio Batista en 1957 y recibió además al barbudo luminoso en 1959–, clamó anoche ¡Fidel! y  ¡Revolución!, y vibró de energía, confianza y fe en lo que somos.

La voluntad juvenil de continuar la obra inmensa de nuestros próceres fue refrendada por Yadier Cobo Calvo, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en la provincia; en tanto Maridé Fernández López, primera secretaria del Partido en el municipio cabecera, destacó la poderosa carga ideológica de una jornada masiva como la acaecida.

Horas antes, el pueblo villaclareño recordó las palabras de Fidel aquel 6 de enero de 1959: «Ahora sí llegaron los Barbudos a Las Villas, pero debemos tener la convicción de que nadie puede atribuirse los méritos de todo un pueblo, ni de millones de seres anónimos que hicieron y hacen su aporte a la sociedad. ¡Esta es la hora grande y feliz!».

Miles de villaclareños, encabezados por las máximas autoridades del Partido y del Gobierno en el territorio, Yudi Rodríguez Hernández y Alberto López Díaz, respectivamente, se congregaron a lo largo de toda la Carretera Central y las áreas del parque Vidal para reeditar aquella jornada cargada de hondos sentimientos patrióticos.

«Es importante que el pueblo sepa desde hoy y comprenda que la Revolución no podrá ser tarea de un día, ni de dos, ni de tres; que nuestros males no encontrarán solución de la noche a la mañana; que será preciso trabajar mucho; que al igual que la guerra no se ganó en un día (…), la Revolución tendrá que realizarse también paso a paso, poco a poco y sin otra divisa también que la del triunfo», dijo entonces Fidel en la villa del Yayabo.

Miles de espirituanos, fundamentalmente jóvenes, se dieron cita este lunes en el parque Serafín Sánchez, en el corazón de Sancti Spíritus, para conmemorar el aniversario 61 del paso de aquella caravana que simbólicamente coincidió con el día de los Reyes Magos.

Tomado de Granma

Esta entrada fue publicada en America Latina y el Caribe, Cuba, Fidel Castro, Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s